Huerto y vergel de interior

Aunque parezca mentira, producir alimentos no es uno de los principios de la permacultura. Aunque se suele interpretar el principio "obtén un rendimiento" como "obtén una cosecha", en realidad se trata de dos cosas muy diferentes. Por ejemplo, la mayoría de las cosechas que se obtienen hoy en día en el mundo son deficitarias tanto energéticamente como económicamente, es decir, se invierte en ellas más materiales, calorías y dinero de lo que que se obtiene con ellas. Es lo opuesto a lo que pretende conseguir la permacultura.

A pesar de eso, el principio de redundancia en los sistemas esenciales hace deseable obtener alimentos de forma independiente a las tiendas. Eso no significa que una tenga que cultivarlos, claro, puede montar un grupo de consumo (todo se andará) y/o comprar cosas a los hortelanos y ganaderos de la zona (cosa que ya hacemos). Pero como una es una loca de las plantas (qué se le va a hacer), una cultiva y se acabó.

El objetivo del proyecto en lo tocante a la producción de alimentos es explorar los límites y las técnicas de producción de alimentos en interior y en alféizar, en condiciones reales de un piso real, de forma ecológica y rentable (económica, ecológica y energéticamente), y prestando especial atención al ahorro de agua y la salud del suelo.

Este aspecto del proyecto se complementa con la producción de alimentos en espacios urbanos públicos y la recolección de alimentos urbanos silvestres, asilvestrados o abandonados.

Aquí tenéis las entradas del blog sobre el tema:
Lombricompostera urbana
Flores
Díselo con lechugas
La falta de luz, un reto para nuestro proyecto
Las ventanas del patio
Macetas autoregantes
Germinando e ideas sobre qué plantar en el salón





No hay comentarios:

Publicar un comentario