viernes, 12 de mayo de 2017

Flores

Tengo el firme convencimiento de que la belleza es una necesidad humana. Y para mi la belleza tiene que mucho que ver con tener un entorno sosegado, limpio y lleno de flores y plantas.


Este invierno puse unos tarros de cristal con piedras en las ventanas del salón y planté bulbos de narcisos en ellos.


Ha sido difícil hacer las fotos, pero mi estimada esposa, Karine, es una máquina de la máquina de fotos.


No me canso.


Los bulbos venían en una mezcla de variedades de esas baratujas.




Y las fotos resultantes tienen un aire impresionista. 

Sueño con un piso lleno de flores y plantas útiles y hermosas, y me está costando contenerme hasta que terminen las obras.





No hay comentarios:

Publicar un comentario