martes, 16 de mayo de 2017

Flores de acacia rebozadas

Las flores de Robinia pseudoacacia se comen, ¿lo sabías? Comer flores no sólo es bonito e interesante, sino que amplía la variedad de la dieta y aporta nutrientes únicos. Además, como las flores silvestres no han pasado por el  proceso de selección artificial que han sufrido la mayoría de los alimentos modernos, son un alimento más similar el tipo de comida con el que evolucionó la especie humana.


Karine recogió un puñado de flores de los árboles que tenemos en el Herrén y luego las rebozó.

Estaban deliciosas

Aquí tenéis la receta.

FLORES DE ROBINIA PSEUDOACACIA REBOZADAS
Receta sin gluten

Un comentario rápido sobre la recolección de estas flores:

- No cojas flores de árboles que estén muy cerca de la carretera. Los suelos cercanos a las carreteras están saturados con metales pesados procedentes de los coches y las plantas que crecen ahí los incorporan en diferente medida según las especies. Hay motivos para pensar que las plantas vivaces (que viven más de un año, como es el caso de la R. pseudoacacia) acumulan más metales pesados que las anuales que viven en los mismos sitios.

- No cojas flores de árboles que se hayan fumigado con productos químicos, ni de árboles que no conoces bien y que se puedan haber fumigado sin que tú lo sepas.

- No dañes el árbol cuando cojas las flores. Idealmente, corta el racimo con unas tijeras de podar.

- Si tienes la más mínima duda sobre la identificación del árbol, ***no te lo comas** (esto vale para cualquier planta).

- Las flores de R. pseudoacacia se pueden comer, pero la raíz y las semillas son tóxicas. Cuidado.

- Como siempre que se come algo nuevo, come una pequeña cantidad y permanece a la escucha de tu cuerpo. Si te sientes mal o tienes algún síntoma de alergia o intolerancia, no comas más.

Ingredientes (todas las medidas son aproximadas):
- 10 racimos de flores de Robinia pseudoacacia **bien identificada**. Dicen que cuanto más cerradas más sabor tienen. No sé si es verdad.
- 150 gr de maicena (almidón de maíz)
- 1/2 lata de cerveza
- 1 huevo
- una pizca de sal
- aceite de oliva
- 2 cucharadas soperas de azúcar (o más o menos, al gusto)

Cómo se hace:

Mezclar la sal, la maicena y el azúcar en seco.
Batir el huevo a parte.
Añadir el huevo batido y la cerveza a los ingredientes secos poco a poco hasta obtener una masa similar a la de crepes (cuando metes el dedo te envuelve el dedo con una capa fina pero no se queda como una masa espesa).

Sumergir los racimos de flores en la masa y freír en aceite muy caliente. Poner a escurrir el aceite y espolvorear azúcar por encima.

Delicioso.

¡¡Es ahora o nunca!! Las flores no durarán mucho, hay que aprovechar el momento.




2 comentarios:

  1. Queridas mías. Hay un libro que quiero que conozcáis. Yo lo he comprado hace poco y me tiene fascinada "Bienaventurada la maleza, porque ella te salvará la cabeza. Usos 113 plantas silvestres comestibles de los campos norteños". Ya estoy empezando a comer hierbajos y la verdad es que para mi sorpresa, la primera planta que he metido en mi menú, el Amor de hortelano, está buena y es fina, si le quitas los tallos. Me parece superrevolucionario...
    http://bienaventuradalamaleza.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar