lunes, 15 de mayo de 2017

Díselo con lechugas

Que te regalen flores está bien, pero que te regalen lechugas está mejor.


Mi estimada esposa me sorprendió el otro día trayéndome esta hermosa lechuga con sus raíces y todo de la frutería. La idea es ir comiendo poco a poco las hojas exteriores y cuando esté en el cogollo, plantarla.

El plan original era no plantar nada hasta pasadas las obras, pero parece que no somos capaces.

2 comentarios: