lunes, 29 de mayo de 2017

Germinando e ideas sobre qué plantar en el salón

A pesar de la falta de luz y de nuestra decisión de no plantar nada hasta que terminen las obras (que todavía no han comenzado), tenemos varias cositas germinando.

Uno de los dos aguacates que pusimos hace unos meses

Y un rizoma de jengibre, imprescindible para nuestro refresco favorito.

El jengibre es una de nuestras apuestas para el salón, un lugar con poca luz y que tendrá una temperatura relativamente caliente todo el año cuando tengamos la estufa. Parece que el jengibre soporta estar a la sombra y le gusta el calorcito. La planta que tuve en el pasado murió de frío, así que espero que la estufa solucione eso.

A parte de que podría darse en el salón y de que nos gusta cantidad, otro atractivo del jengibre es que es un producto caro. Cuando se tiene el espacio tan limitado como en un piso y se trabaja contra los elementos, hay que buscar plantas que valgan la pena, que para nosotras son:

- las caras de comprar
- las especies o variedades que no hay en las tiendas
- las que no se consiguen frescas en las tiendas
- las que son muchísimo más ricas cuando las cultivas tú

e idealmente, todas estas características juntas.


jueves, 25 de mayo de 2017

El tren de Pedro

En la última entrada hablé de mis planes de hacer macetas autoregantes y Pedro Pleite me contestó esto:

El año pasado hice un tren de bidones de 8 litros de agua. Los interconecte con tubo agujereado. Gravilla y la parte superior de los bidones como separador. Puse tierra de algarrobo agregue lombrices. El primer bidón solo con agua como un bebedero para que mantenga un nivel suficiente. Funcionó muy bien todo el verano. En otoño lo regalé.Lástima no tener fotos.

Y yo le contesté:

Mil gracias por tu aportación, Pedro. A ver si lo he entendido bien: cuando dices tren imagino que estaban unos tras otros horizontalmente, ¿no? y el tubo agujereado los recorría todos y los regaba. Voy a a hacer una entrada para poner un dibujo de cómo me lo imagino y me dices si era así o no. ¿vale?

Así que, he aquí como me lo imagino, Pedro:


¿Era así? El bidón de agua me preocupa, porque según el principio de los vasos comunicantes, al agua no podría estar muy por encima del tubo o las plantas se abnegarían.

¿Cómo sellaste los tubos?

¿Estaba el tren en exterior?

Muchísimas gracias por hablarme de tu idea. Me parece genial.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Macetas autoregantes

Mis dos modestas plantitas del alféizar del cuarto de baño no están precisamente al sol, pero aún así tengo que regarlas cada 2 días.


Es demasiado. En parte se debe a que casi no tienen suelo, ya que están en las macetas en que venían, que son bastante justas, en mi opinión. En otra parte se debe a que hace muchísimo calor.

Si voy a tener un macetohuerto en este piso tengo que encontrar una forma de regar que con menor frecuencia y con mayor eficacia. Entran en escena las macetas autoregantes.

Las macetas autoregantes son básicamente unas macetas que tienen un depósito que se llena de agua y que alimenta al suelo de la planta por capilaridad.

Básicamente esta es la idea. "Wick" significa "mecha".
Imagen tomada de aquí.

La cosa se puede complicar de diferentes formas, ya sea por motivos estéticos

Imagen tomada de aquí.

o por motivos económicos.

Imagen tomada de aquí.


Pero básicamente tienen que ser de uno de estos tipos:

Imagen tomada de Pinterest, de un blog eliminado.


De estas opciones, las dos primeras me parecen más adecuadas a situaciones en las que hay mucha tierra, como un huerto o un macetohuerto en una terraza grande. Mi situación es bastante limitada, así que no quiero dedicar preciosa superficie de suelo al depósito de agua.

En cuanto a opciones restantes, con el depósito en el fondo, no me gusta la idea de mechas de tela porque se pudren con relativa facilidad. Así que me inclino por un método sencillo de capilaridad, tipo éste:

Que me gusta mucho.
Hace falta algún tipo de barrera entre la gravilla y la tierra,
como una mosquitera o algo del estilo.
Imágen tomada de aquí.

O éste tipo:

Que también está muy bien.
La "mecha" es una maceta más pequeña llena de tierra.
Imagen tomada de aquí.

Y que se puede hacer casero.

Imagen tomada de aquí.

El método elegido dependerá de los materiales que vayamos encontrando en la basura, porque como comprenderéis no pienso comprar absolutamente nada de plástico.

Otro tema es el de la salud del suelo. Aunque estoy convencida de que una maceta autoregante es mejor para la vida del suelo que una convencional, el pequeño tamaño de la maceta y el simple hecho de que está en interior o en una ventana, reduce mucho la posibilidad de vida en el suelo. Y la falta de vida en el suelo repercute directamente en la salud de las plantas y en la tuya (si te las quieres comer). Así que en la próxima entrada exploraré la idea del suelo vivo en macetas y de cómo pretendo conseguirlo con algún tipo de maceta autoregante.









lunes, 22 de mayo de 2017

Las ventanas del patio

Tenemos tres ventanas a un patio. Dos están orientadas al sur y una al este, pero como están en el bajo de un patio de cuatro pisos, no tienen casi sol. Estas ventanas no las vamos a cambiar porque el presupuesto no da para tanto y porque están mejor que las del salón.

Una de ellas, la del baño tiene un alfeizar protegido por una reja y ya es hogar de dos plantitas.


Menta y albahaca que nos regaló nuestra amiga Fran.

La que da al este es la ventana de la despensa y el alfeizar es estrecho y no tiene protección, por lo que es difícil ponerle plantas.

Vista desde la otra ventana

Lo que sí tiene es un resto de unas cuerdas de tender pretéritas que se podrían usar para colgar macetas.

Vista desde la despensa

La función principal del patio es tender la ropa.


La tercera ventana es la que da acceso al tendedero, por lo que ahí no pondremos plantas.

Los ventanucos son para dar luz al garaje subterráneo.
La hornacina sería perfecta para poner alguna diosa o virgen, pero técnicamente no es nuestra.

El acceso al patio es malo: por una trampilla a la que se llega desde el portal (ver arriba). Aunque tenemos llave, el patio es de la comunidad y no ha habido nunca plantas en él, por lo que por el momento no queremos poner ninguna en el suelo. 

Las plantas que se pongan aquí tendrán que dejar sitio para la ropa,
ya que la cuerda para muy cerca de la reja.


El patio tiene sus limitaciones, pero siempre tiene más luz que el salón, sí que vamos a utilizarlo al máximo. 

jueves, 18 de mayo de 2017

La falta de luz, un reto para nuestro proyecto

Cada lugar es un mundo y copiar no es diseñar, por eso estamos dedicando tanto tiempo a la observación de nuestro piso. Y no es que nos acabemos de mudar: llevamos seis años viviendo aquí, es que cuando te pones a observar de verdad, de verdad, comprendes mejor las implicaciones de las cosas que ya conocías.

Vista desde nuestras ventanas.

Ya hemos comentado alguna vez que nuestro piso da al norte. Es un bajo en relación con el acceso al edificio y un primero poco alto en relación a la calle. La calle está llena de grandes plátanos que los jardineros del ayuntamiento torturan de varias formas, principalmente podas draconianas y unión de ramas de diferentes árboles.

Las ramas no llegan a tocar las ventanas porque están bajo
la terracita del segundo, que le quita aún más luz.

Aquí se ven bien las terracitas del segundo.

Una cosa buena que tiene el piso es que delante tiene un grupito de chalets así que además de tener bonitas vistas, tiene una zona despejada. Tras los chalets hay un edificio grande y blanco orientado al sur donde se refleja el sol y que nos envía, cual espejo, la mayoría de la luz que tenemos.

Casi no se ve el edificio del fondo de lo que deslumbra la luz que nos envía.

Las terracitas del segundo nos quitan mucha luz.

 El resultado es que, a pesar del enorme tamaño de las ventanas, la luz que llega al salón es bastante poca. Paradójicamente, en invierno nos llega más que en primavera, porque los árboles no tienen hojas y nos entra la luz reflejada del edificio, que no es mucha, pero es algo. En primavera los árboles se llenan de hojas y nos sumimos en la oscuridad. Luego pasan los jardineros con las sierras de cadena y volvemos a tener algo más de luz. Tendremos que tener en cuenta estos cambios estacionales de luz para planificar el huerto de interior y el huerto que queremos colocar en el alféizar.

Estamos haciendo una lista de plantas útiles que funcionen bien en maceta y soporten poca luz. Para el huerto interior, tendrán que ser plantas que gusten del calor y para el del alféizar, plantas que gusten del frío. Si sabéis de alguna, se agradece la información.



martes, 16 de mayo de 2017

Flores de acacia rebozadas

Las flores de Robinia pseudoacacia se comen, ¿lo sabías? Comer flores no sólo es bonito e interesante, sino que amplía la variedad de la dieta y aporta nutrientes únicos. Además, como las flores silvestres no han pasado por el  proceso de selección artificial que han sufrido la mayoría de los alimentos modernos, son un alimento más similar el tipo de comida con el que evolucionó la especie humana.


Karine recogió un puñado de flores de los árboles que tenemos en el Herrén y luego las rebozó.

Estaban deliciosas

Aquí tenéis la receta.

FLORES DE ROBINIA PSEUDOACACIA REBOZADAS
Receta sin gluten

Un comentario rápido sobre la recolección de estas flores:

- No cojas flores de árboles que estén muy cerca de la carretera. Los suelos cercanos a las carreteras están saturados con metales pesados procedentes de los coches y las plantas que crecen ahí los incorporan en diferente medida según las especies. Hay motivos para pensar que las plantas vivaces (que viven más de un año, como es el caso de la R. pseudoacacia) acumulan más metales pesados que las anuales que viven en los mismos sitios.

- No cojas flores de árboles que se hayan fumigado con productos químicos, ni de árboles que no conoces bien y que se puedan haber fumigado sin que tú lo sepas.

- No dañes el árbol cuando cojas las flores. Idealmente, corta el racimo con unas tijeras de podar.

- Si tienes la más mínima duda sobre la identificación del árbol, ***no te lo comas** (esto vale para cualquier planta).

- Las flores de R. pseudoacacia se pueden comer, pero la raíz y las semillas son tóxicas. Cuidado.

- Como siempre que se come algo nuevo, come una pequeña cantidad y permanece a la escucha de tu cuerpo. Si te sientes mal o tienes algún síntoma de alergia o intolerancia, no comas más.

Ingredientes (todas las medidas son aproximadas):
- 10 racimos de flores de Robinia pseudoacacia **bien identificada**. Dicen que cuanto más cerradas más sabor tienen. No sé si es verdad.
- 150 gr de maicena (almidón de maíz)
- 1/2 lata de cerveza
- 1 huevo
- una pizca de sal
- aceite de oliva
- 2 cucharadas soperas de azúcar (o más o menos, al gusto)

Cómo se hace:

Mezclar la sal, la maicena y el azúcar en seco.
Batir el huevo a parte.
Añadir el huevo batido y la cerveza a los ingredientes secos poco a poco hasta obtener una masa similar a la de crepes (cuando metes el dedo te envuelve el dedo con una capa fina pero no se queda como una masa espesa).

Sumergir los racimos de flores en la masa y freír en aceite muy caliente. Poner a escurrir el aceite y espolvorear azúcar por encima.

Delicioso.

¡¡Es ahora o nunca!! Las flores no durarán mucho, hay que aprovechar el momento.




lunes, 15 de mayo de 2017

Díselo con lechugas

Que te regalen flores está bien, pero que te regalen lechugas está mejor.


Mi estimada esposa me sorprendió el otro día trayéndome esta hermosa lechuga con sus raíces y todo de la frutería. La idea es ir comiendo poco a poco las hojas exteriores y cuando esté en el cogollo, plantarla.

El plan original era no plantar nada hasta pasadas las obras, pero parece que no somos capaces.

viernes, 12 de mayo de 2017

Flores

Tengo el firme convencimiento de que la belleza es una necesidad humana. Y para mi la belleza tiene que mucho que ver con tener un entorno sosegado, limpio y lleno de flores y plantas.


Este invierno puse unos tarros de cristal con piedras en las ventanas del salón y planté bulbos de narcisos en ellos.


Ha sido difícil hacer las fotos, pero mi estimada esposa, Karine, es una máquina de la máquina de fotos.


No me canso.


Los bulbos venían en una mezcla de variedades de esas baratujas.




Y las fotos resultantes tienen un aire impresionista. 

Sueño con un piso lleno de flores y plantas útiles y hermosas, y me está costando contenerme hasta que terminen las obras.